Papita 2da Base – Análisis

Para todo venezolano, Papita, Maní Tostón, filme estrenado en 2013, fue un orgullo nacional, una cinta que si bien no era la mejor comedia, drama, romance, entre el resto de las categorías, es una cinta que identifica a cualquiera que sea de Venezuela o que haya vivido aquí un periodo de tiempo, además de que fue la más taquillera en la historia del cine venezolano, con 1.350.000 de espectadores. Este año ha llegado a salas de cine Papita 2da Base, la secuela de los hechos vistos en Papita, Maní, Tostón, la cual nos relata la vida de Andrés (JeanPierre Agostini) y Julissa (Juliette Pardau) luego de 7 años de casados. La cinta desde que empieza hasta que termina te identifica como venezolano, no sólo por las marcas y los paisajes, sino la actitud de los personajes, su forma de hablar, los chistes, los problemas por parte de los servicios como la luz o el agua, entre demás cosas. Papita 2da Base tiene gran parte de su público debido a que algo muy importante es el Beisból (deporte muy querido en Venezuela) y Andrés es partidario a morir del equipo "Los Leones del Caracas", mientras que por otra parte, Julissa es fiel a los rivales del equipo de su esposo, "Navegantes del Magallanes", sin contar que su padre es el presidente del equipo ya mencionado. Nos enseñan la vida cotidiana que llevan Andrés y su Julissa luego de tener a su hijo. Julissa se ha mudado para la casa de Andrés, un barrio en el que existe inseguridad, hay fallas y racionamiento tanto de luz como de agua y claro, el padre de Julissa, el señor Vicente Gallanes (Jose Roberto Díaz) no apoya de todo esta relación, y desahoga esto con constantes burlas a Andrés, sin embargo, en el fondo lo acepta. Luis Carlos Hueck hizo un grandioso trabajo en dirección, en Papita, Maní, Tostón, mientras que en Papita 2da Base superó por mucho a la primera, y el guión hecho por él también y Alfredo Hueck fue bien logrado, prácticamente nunca sientes nada de sobra en la película, y de los muchos chistes, sólo 2 o 3 sientes que los repiten, sin embargo, eso no quiere decir que no causen al menos algo de gracia. Como toda buena trama, en Papita 2da Base tenía que presentarse un problema para volverse interesante, y todo empieza a cambiar cuando se presentan las secuelas del golpe que sufrió Julissa en aquel accidente automovilístico en la primera parte, y es que la protagonista primero olvida cosas como llevar a su hijo al colegio, apagar las arepas, entre distintas cosas simples, nada muy grave, para tratar esto ella asiste a un especialista que la ayuda poco a poco con su problema. En la fiesta de cumpleaños de su hijo, Julissa pelea con otra señora por algún contenido que tenía la piñata, pues las dos lo querían para sus hijos, ambas empiezan a pelear y al final la señora le da un carterazo a Julissa justamente en la cabeza, sin contar el otro golpe que se dio en el mismo lugar al caer. Primeramente Julissa únicamente empieza a sangrar por la nariz, nada demasiado grave, todo normal. Todo cambia cuando Julissa tiene otro accidente mientras conduce, cabe destacar que no le pasa nada en este, sólo queda trancada y unos policías llaman a una grúa para ayudarla, la cual la lleva a su casa escoltada de los policías, y si bien ella dice que ni siquiera sabe que estaba haciendo conduciendo, hasta ahí todo bien dentro de lo malo. Al día siguiente empieza el verdadero problema, pues Julissa niega conocer a Andrés o a su hijo, y cada vez que Andrés la va a ver, ella sólo lo toma como un loco que le está "cayendo" o "echándole los perros", como se dice coloquialmente en Venezuela. Andrés la intenta hacer recordar, pero todo se le olvida, incluso de las cosas que pasa luego de que olvidó todo, cada día es un borrón y cuenta nueva con respecto a Andrés y su hijo, además de que es caraquista, y el especialista recomienda no insistir, sumado de enviarla a un convento en donde podrá tener calma y así aumentar las probabilidades de recordar. En un último intento, Andrés la saca por unas horas del convento, y la lleva a un lugar en donde antes vendían cochino, sin embargo, este cambió y se convirtió en un bar, en el cual los dos se embriagaron (ella más que el), e incluso Julissa vomitó en la entrada. Antes de despedirse, Julissa le dice a Andrés que ya sabe por qué se enamoró de él, y que la busque mañana, por lo que Andrés feliz se va a su casa a esperar el siguiente día, pero para su sorpresa, parece que el alcohol sólo empeoró todo, y ahora Julissa no recuerda ni a su propia familia. Andrés se resigna y se va a la Serie del Caribe con sus amigos(cabe destacar que iba a ir con ella), pero Julissa a raíz de recordar una pequeña cosa, empieza a recordar más y más, hasta que recuerda todo estando en el convento y se escapa, dado que insulta a la superiora diciéndole "cuerpo e' yuca", y esta no planea dejarla irse. Al final, Julissa se va en helicóptero (cabe destacar que ella sabe manejar, o... algo parecido) y llega hasta donde se juega la Serie del Caribe, en donde se encuentra con los amigos de Andrés y posteriormente con Andrés, quien en broma le pregunta ¿quien es usted señora?, sin embargo al final todo termina bien, sin contar otras sub tramas sin tanta relevancia en la película que apoyan más que todo la parte de comedia.

¿Papita 2da Base se irá a tercera?

En la escena post créditos vemos que la mamá de Julissa llega a donde viven ella y Andrés, y con bombona de gas y todo, por lo que llegó para quedarse, algo que podría plantar bases para un tercera cinta, la cual sin duda todo venezolano esperará, pues esta secuela es digna de llamarse venezolana. En conclusión, Papita 2da Base está llena de comedia que todo venezolano entenderá, y les hará ver a los que viven en el extranjero algo de como vivimos aquí, nuestras costumbres, nuestros bellos paisajes y nuestra buena gastronomía. Para todo venezolano que esté viviendo afuera, esta película se tornará nostálgica, y si bien tiene mucha comedia, también tiene momentos de reflexión y de tristeza... si de mi dependiera, le daría a esta cinta un 9,8/10.  

Comentarios para Papita 2da Base – Análisis

Comenta