White Lines / Crítica / Spoilers

Publicado por . Categoría: Críticas Series 0

(1) (3 / 5)

Serie de Netflix, con un gusto hacia el desenfreno humano y el desequilibrio familiar. White Lines.

Estrenada en Mayo del 2020, cuenta con 10 episodios que tratan de desentrañar los sucesos que acontecieron hace 20 años y que conllevaron al asesinato de un DJ en Ibiza.

PUBLICIDAD

La aparición del cadáver de su hermano desaparecido, ocasionará  que Zoe emprenda una serie de acciones que la lleven a esclarecer  y averiguar lo que sucedió.

Dirigida por Nick Hamm y entre sus creadores esta Álex Pina,  quien a su vez creó la famosa serie española Casa de Papel.

La serie White Lines presenta un objetivo muy claro, que es la búsqueda de la verdad; pero a veces se pierde el argumento al tratar de mostrar tanto libertinaje  y vicio, que hace que las escenas parezcan más un relleno que desea aparentar modernismo y actualidad.

White Lines

A pesar de ello, cuenta con una pareja que enriquece toda la serie y que exuda una vibra que contagia y que hace que provoque seguir disfrutando de la misma.

PUBLICIDAD

Si tanto Zoe (Laura Haddock) como Boxer (Nuno Lopes), reflejan un magnetismo digno de admiración y unos diálogos muy entretenidos.

Ella la damisela aburrida que busca saber quién es en realidad y el un matón sentimental enamorado por primera vez.

El que ella lo arponeara en su pierna y que él se terminara enamorando de su agresora; me recuerda al síndrome de Estocolmo.

Por otro lado el secreto sobre el enamoramiento de Oriol (Juan Diego Botto) por su madre, es algo que te deja en shock y te hace pensar que tus problemas familiares son una nimiedad si los comparas con los de esta familia.

PUBLICIDAD
White Lines

Con respecto al nombre de la serie, pensé que las líneas blancas (White Lines); se referían a la posición en que colocas las drogas en polvo para el consumo.

Pero luego en una conversación telefónica de Zoe con su terapeuta, esta le dice que se mantenga en las líneas blancas y que no cruce a las rojas.

Lamentablemente durante toda la serie no retoman el tema y te dejan con la incertidumbre de saber a qué se referían con ello, porque no manejo dicha terminología.

No comparto, ni estoy de acuerdo con el final; que declara que cualquier mala acción que tomas en momentos en que explotas de ira, te serán perdonados. Así sea quitarle la vida a alguien.

PUBLICIDAD
White Lines

En definitiva es un tema discutible, porque por un lado tienes a Boxer; un asesino consumado que mata por oficio y entonces tu consiente lo disculpa en aras de que es un profesional del oficio.

Viéndolo así parezco hipócrita al querer que Oriol pague por la muerte del padre de Zoe y que me moleste que Anna (Ángela Griffin), termine casándose tan plácidamente; a pesar de ser la asesina de Axel (Tom Rhys Harries).

Son sentimientos encontrados que socaban toda razón de ser, confrontando constantemente que está bien y que está mal.

Se supone que el impulso principal era descubrir la verdad, hasta allí estoy de acuerdo; pero la reacción tan tranquila de Zoe es desalentadora, sobre todo cuando descubre la historia real de cómo murió su hermano.

PUBLICIDAD

Molesta en todos los sentidos, porque muestra una Anna sin escrúpulos que no solo ahoga a Axel en la piscina y lo hace con los pies; lo que muestra un desapego total hacia la persona que se supone era su amigo.

Luego cuando este reacciona en la cajuela, porque no se alegra de que esté vivo; si alega que lo mató accidentalmente.

Hay inconsistencias en su alegato, de que lo hizo para que Marcus (Daniel Mays) no se enterara de que se acostaba con Axel y entonces porque tenía relaciones con este, en momentos en los que podían ser descubiertos.

Anna demuestra en esa escena que es una asesina consumada, que manipula a Marcus para que atropelle a su mejor amigo.

Adicional, para rematar al pobre de Axel; lo obliga a voltear la cara y mirarla, mientras le clava el destornillador en la parte posterior de su  cuello.

Luego con su cara muy lavada, dice lo siento; como los guionistas pueden creer que con eso se justifica todo lo que hizo, si asesinó sin ningún ápice de arrepentimiento.

Ese momento molesta, porque durante toda la serie no muestra que Anna sufra de alguna bipolaridad que evidencie que su acción; fue consumada por un momento de ira.

A mi parecer la serie White Lines, presenta una estructura  que refleja un buen comienzo; un desarrollo discutible y un final para salir del paso.

Después de tanto esfuerzo por descubrir la verdad, Zoe termina por dejar a su asesina libre y sin ningún tipo de castigo.

Si lo que deseaban transmitir era que hay personas desequilibradas que parecen normales, que pueden ir cometiendo sus fechorías sin que se les impute ningún tipo de castigo;  lograron su cometido.

A pesar de todo White Lines demostró ser una serie entretenida y parece que a futuro se avecina una 2 temporada que se podrá disfrutar nuevamente por la plataforma de Netflix.

Una Crítica de INTERNERDZ

¡Suscribete ya y recibe información al día!

Sabrina Scott

Hola soy Sabrina. Soy una joven artista y escritora; escribo desde que soy niña, me gusta contar historias y mostrarlas con mis ilustraciones. Gracias por conocerme un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *